Si bien no dudamos en ir al médico cuantos sentimos malestar físico, también es importante tener en cuenta la salud psicológica y emocional a la hora de entender porque no estamos siendo funcionales en nuestra vida diaria ya que, en muchas ocasiones, son los pensamientos y / o emociones los que dificultan nuestra conducta, nuestras relaciones de pareja o familiares.

Si las circunstancias actuales de tu vida te están haciendo pasar por un estado depresivo o de ansiedad, teniendo un problema de adicción, problemas con la alimentación o si tienes problemas con tu hijo/a…puedo ayudarte.

El modelo de trabajo responde a las necesidades de cada persona, elaborando un plan de tratamiento especializado adaptado al perfil de cada persona. Trabajo desde la orientación cognitivo – conductual a la Terapia Sistémica, como facilitadores para que el cliente encuentre de una manera rápida pero profunda, recursos propios que a veces uno mismo no encuentra en su repertorio de conductas habituales, para enfrentarse a las dificultades de la vida.